Fiestas de Moros y Cristianos 2.023
Donde: Calles de Villena

Cuando: 4 septiembre 2023

hasta el 9 septiembre 2023

cartel-2023-ok
Descripción:

En Villena, provincia de Alicante, las Fiestas de Moros y Cristianos se celebran en honor a la Virgen de las Virtudes, coincidiendo con el comienzo de Septiembre. Su origen se remonta al año 1474, cuando la Virgen de las Virtudes fue proclamada Patrona de la Ciudad y Abogada contra la Peste.
En 1845 ya se documentan como ‘Fiestas de Moros y Cristianos’ y es en 1848 cuando queda fijado el esquema festero que básicamente se ha mantenido inalterado hasta ahora.

Catorce  comparsas integran las actuales fiestas, de ellas, siete pertenecen al bando moro (Moros Viejos, Moros Nuevos, Bando Marroquí, Moros Realistas, Moros Nazaríes, Moros Bereberes y Piratas) y las otras siete al bando cristiano (Estudiantes, Marinos Corsarios, Andaluces, Labradores, Ballesteros, Almogávares y Cristianos).

Esta fiesta se caracterizan por la alta participación; en el año 2018 participaron activamente 11.000 comparsistas que supera con crece el 30% de la población total de Villena. Esto representa que uno de cada tres villeneros pertenece a alguna comparsa y, por tanto, participa activamente en las fiestas. A ellos hay que añadir los músicos que, repartidos en 80 bandas, elevan a cerca de quince mil participantes en los desfiles.

L@s niñ@s tienen su protagonismo en el Desfile de la Esperanza
Como actos singulares dentro de la fiesta hay que señalar la espectacular y masiva Cabalgata; las Embajadas en el marco natural del Castillo de la Atalaya y con textos de principios del siglo XIX; la Conversión del Moro al Cristianismo cuyo texto, aunque reformado a principios de este siglo data del XVII; fue editado en el XVIII y es una de las comedias de moros y cristianos del Siglo de Oro; la Entrada; la Procesión, igual de masiva que el resto de los Desfiles, y la Alborada, que anuncia el día de la Patrona.

Lo que mejor identifica a las fiestas de Villena dentro del desarrollo actual de las fiestas de Moros y Cristianos son las escuadras especiales, que las embellecen y constituyen una parte importante dentro de las fiestas; sus trajes son diseñados, confeccionados en Villena, a diferencia de lo que ocurre en otras poblaciones.

Fuegos artificiales desde la Atalaya
Los cabos de escuadras de Villena son artistas, que contagian al público su buen hacer, su talento y su arte. Pero lo mejor de las fiestas de Villena son los festeros; ellos hacen que los desfiles  sean un espectáculo inigualable, en especial la Cabalgata de la noche del día 6 de Septiembre que se extiende desde las 9 de la noche hasta las 4 de la madrugada.

Las noches de fiestas se prolongan hasta el amanecer sobre todo en las salas de fiestas de La Troya. en los distintas sedes sociales de las comparsas y en los cuartelillos de las distintas escuadras.
Origen de las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena

El origen de las Fiestas de Moros y Cristianos se remonta al año 1474, cuando la Virgen de las Virtudes fue proclamada Patrona de la Ciudad y Abogada contra la Peste. Su imagen fue colocada en un Santuario construido en 1490 a cinco kilómetros. de la ciudad, al que los vecinos hicieron voto de ir en romería dos veces al año, en Marzo y el día 8 de Septiembre, festividad de la Natividad de María. En estas romerías comenzó a participar en el siglo siguiente la milicia provincial de la ciudad, conocida después con el nombre de soldadesca.

Las Fiestas de Moros y Cristianos son el resultado de la transformación de la antigua Soldadesca, que era la milicia provincial o concejil creada en 1562 por Felipe II y que acompañaba a la Virgen en las dos romerías y en la procesión disparando los arcabuces en forma de salvas. En Villena, la soldadesca está documentada ya en 1586 y en 1638 ya participaba en las romerías.

En 1845 ya se documentan como ‘Fiestas de Moros y Cristianos’ y en 1848 quedó fijado el esquema festero que básicamente se ha mantenido inalterado hasta ahora. En 1863 existían tres comparsas, que ya eran nueve en 1884, pero fue en 1956 cuando quedó establecido el número total de catorce, que son las que existen en la actualidad.
Conversión del Moro al Cristianismo

La obra compuesta por el compositor villenense Gaspar Ángel Tortosa Urrea fue compuesta específicamente para el acto de la Conversión del Moro al Cristianismo de Villena que se realiza todos los años el día 8 en la iglesia de Santiago y el día 9 de septiembre en el santuario de Nuestra Señora de las Virtudes con motivo de las fiestas de Moros y Cristianos. Su finalidad es la de acompañar musicalmente a la representación teatral de la Conversión de Moro al Cristianismo. ‘La Conversión de Villena’ es la primera obra destinada a ser utilizada en una representación de las fiestas de Moros y Cristianos. Su existencia ha marcado un hito en la historia de la música villenense.

Fue estrenada el jueves 1 de julio de 2010, a las 22:00 horas, en el Teatro Chapí de Villena. Interpretada por la Orquesta Sinfónica del mismo teatro dirigida por el propio compositor.

Representación teatral que tiene lugar en la iglesia de Santiago
El 8 de septiembre de ese mismo año, con gran expectación se esperaba la Conversión del Moro al Cristianismo que se realiza en la Iglesia de Santiago. El público que abarrotaba el templo, pudo ver y oír por primera vez el Poema Sinfónico compuesto por el músico local Gaspar Ángel Tortosa Urrea, que junto al director de embajadas José Fernando Domene Verdú, han trabajado más de dos años para conseguir una banda sonora original. La sincronización perfecta entre la música y la palabra ha conseguido dotar a ‘La Conversión de Villena’ de una espectacularidad única, siendo los embajadores muy aplaudidos a lo largo de su parlamento. El Embajador Moro en la Conversión fue representado por Francisco Martínez Leal y el Embajador Cristiano, Jorge García Ferre, ambos estuvieron a la altura del acto que ha marcado historia.
La ‘Mahoma’

La ‘Mahoma’ es una tradición que tiene su origen en la Edad Media y está relacionada con los Gigantes y Cabezudos aragoneses y con la utilización de un gran muñeco que representa a Sansón en algunos lugares de Hungría. Como representación de Mahoma ya se utilizó en las Fiestas de Moros y Cristianos que se celebraron en Jaén en 1463 y se documenta también con los  nombres de Aduar o Papaz en el siglo XVIII en algunas fiestas de moros y cristianos como las de Alicante o Alcoy. En Biar y Villena se documenta por primera vez en 1838 y existió en toda la comarca del Alto Vinalopó hasta que se eliminó desgraciadamente en algunas poblaciones (Sax, Petrer, Elda…) tras el Concilio Vaticano II.

La Mahoma en el castillo de la Atalaya, en plena Guerrilla y Embajada
Se describen las Fiestas de Moros y Cristianos de Biar de 1838 en el ‘Semanario Pintoresco Español’ publicado en el año siguiente con fecha 5-5-1839, en el que se alude a la traída de la Mahoma a Villena, lo que supone la existencia en Villena de una comparsa de moros encargada de traerla y, por tanto, de Fiestas de Moros y Cristianos.

‘Los de Biar y algunos más se esparcen indistintamente por los costados de la plaza, los de Villena se colocan a la derecha del castillo, los de Castalla ocupan la izquierda…Los vecinos de Villena y Castalla se arrojan a él, desatan los restos de Mahoma y asidos a ellos se disputan a golpes la honra de llevarlos…Vencen los de Villena, así por su mayor número como por la protección que le dispensan los de Biar, y llenos de gozo arrastran los restos camino de su pueblo’.

La Mahoma en la torrecilla de entrada al Castillo de la Atalaya durante las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena. Fotografía: Qoan (Enrique Íñiguez Rodríguez)
Pero la utilización de la efigie de Mahoma en las fiestas de moros y cristianos continúa una extendida y arraigada tradición anterior en gran parte de la Península Ibérica, porque ya se encuentra en las primeras fiestas de moros y cristianos bien conocidas, las de Jaén de 1463, que fueron descritas en la crónica del Condestable Don Miguel Lucas de Iranzo se nombra la efigie de Mahoma, llamado Mahomad. Pero lo que más llama la atención para los villenenses es sin duda la existencia clara y expresa en la fiesta de Jaén de 1463 de una efigie de Mahoma, que fue llevada por los moros durante toda la representación y que al final de ésta, tras ser vencidos por los cristianos, los mismos moros la lanzaron a la fuente de la Plaza de la Magdalena de Jaén, exactamente igual que se hacía en Villena donde, hasta principios del siglo XX, los festeros lanzaban la efigie de Mahoma a la Fuente de los Burros después de la embajada del día 8 en la que los moros eran vencidos por los cristianos.

La Mahoma es recibida en Villena por las comparsas
‘E los moros fingieron venir con su rey de Marruecos, de su reyno, y trayan  delante al su profeta Mahomad… E con muy grandes alegrías y gritos, y con muchos trompetas y atabales, fueron con el dicho señor Condestable por toda la ciudad fasta la Madalena. y en la fuente della lançaron al su profeta Mahomad, y a su rey derramaron un cántaro de agua por somo de la cabeça, en señal de bautismo, y él y todos sus moros le besaron la mano’.

Por lo tanto, la utilización de la efigie de Mahoma en las fiestas de moros y cristianos tiene una tradición de más de cinco siglos, aunque en Biar y Villena no exista constatación documental de ella hasta el año 1838, en el Semanario Pintoresco Español de fecha 5-5-1839, que describe las fiestas de Biar del año anterior.

Por José Fernando Domene Verdú, publicado en web.archive.org/
10 motivos para no perderse las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena

La historia, la igualdad y la solidaridad se unen en unas fiestas únicas en toda la Comunidad Valenciana.

1º Las Fiestas de Moros y Cristianos están declaradas como bien de Interés Turístico Nacional.

2º Actualmente son las Fiestas en las que más personas participan, ya sea desfilando en comparsas o como músicos.

3º Es la Fiesta de Moros y Cristianos más antigua de la Comunidad Valenciana, contando con más de 500 años de trayectoria.

4º Los Moros y Cristianos de Villena son retransmitidos en la televisión Asiática, medio en el que tienen una gran audiencia y seguimiento, reuniendo todos los años en Villena cientos de asiáticos para ver las Fiestas de Moros.

5º Apuestan por la igualdad de género dejando que cualquier persona, independientemente del género que sea pueda ser cargo de una comparsa, siendo antes el alto cargo el hombre. Actualmente puede ser todo el mundo.

La comparsa de Moros Nuevos
6º Al contar con el gobierno verde en Villena, no se permite ninguna participación de animales, ya que para ellos eso es un explotación.

7º En 2015 batieron el récord a la Cabalgata más larga de Moros y Cristianos, ésta duró nada más y nada menos que 6 horas y media.

8º El día 7 de septiembre se realiza la ofrenda, en la cual todos los festeros entregan alimentos y víveres para los más necesitados de Villena y la comarca, llegando a recaudar una gran cantidad de productos.

9º Todos los años participan más de 80 escuadras especiales, siendo cada una más espectacular que la anterior, contando con trajes únicos representando las 14 comparsas que hay.

10º Las Fiestas de Moros y Cristianos se remontan hasta 1474 cuando la Virgen de las Virtudes salvó a Villena de una epidemia y así fue nombrada la patrona de la ciudad.

Programa de Fiestas 2023.

Por Yaiza Sánchez, publicado en medium.com/

Información extraída de: españaenfiestas.com

[disfruta] los servicios de ¡Calidad! en nuestra ciudad